4 Claves Que Los Diabéticos Deben Considerar Para Una Dieta Saludable

Si padeces Diabetes seguramente ya sabes que la dieta tiene un papel fundamental para mantener tu estado de salud bajo de control. Sin embargo, muchas personas aún piensan que seguir un régimen alimenticio significa un gran esfuerzo al tener que cuidar todo lo que comen.

Pero la verdad es que la dieta que deben seguir los diabéticos no es diferente a la recomendable para cualquier persona, tenga o no diabetes. El secreto está en elegir con inteligencia los alimentos que vas a ingerir y para eso seguir las siguientes claves te será de gran ayuda 


Dieta Saludable Para Diabeticos

4 Claves De Una Dieta Saludable Para Diabéticos



Dieta Para Diabéticos Clave 1: Escoge Carbohidratos de Combustión Lenta y Fibra

Los carbohidratos desempeñan un papel fundamental en los niveles de azúcar en la sangre, mucho mayor que cualquier otro macronutriente (proteínas y grasas). Por tanto, la primera decisión inteligente que debes tomar es sobre cuales carbohidratos vas a incluir en tu dieta.

Podemos distinguir dos tipos principalmente: carbohidratos simples o azúcares refinados y los carbohidratos complejos.

Los azúcares refinados son aquellos que de inmediato entran al torrente sanguíneo e incrementan la posibilidad de elevar la glucosa. Además que favorecen la formación de grasa abdominal (Si quieres saber cómo afecta la grasa abdominal a la Diabetes lee este artículo).

Mientras los carbohidratos complejos son los que tardan más en descomponerse y su ingreso a la sangre es paulatino, por ello también se les conoce como “de combustión lenta”. Por otro lado, los alimentos que contienen este tipo de azúcares también son ricos en fibra, que controla los niveles de glucosa y reducen la absorción de grasa por parte del cuerpo.

De esta forma en lugar de pan blanco escoge pan de grano entero, de igual forma si deseas comer arroz o pasta busca que sean integrales. Y cambia tu Corn Flakes del desayuno por avena en copos o cortada al acero.


En cuanto a las frutas, aunque tienen azúcares simples, muchas de ellas también son ricas en fibra, además de vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que si deben ser incluidas en la dieta aunque con medida. El mismo caso para las verduras.

Para saber más: Top 5 Frutas con grandes beneficios para Diabéticos Tipo 2

Dieta Para Diabéticos Clave 2: Actúa Inteligente En Cuanto A Los Antojos Dulces

Algo que en verdad puede parecer un martirio cuando tienes diabetes o buscas prevenirla es la idea de renunciar definitivamente a todos los postres, golosinas y demás productos dulces. Pero cortarlos definitivamente de tu alimentación puede resultar aún más peligroso.

Hay varios estudios que señalan que este tipo de productos desarrollan en el cuerpo una adicción similar a las drogas, y cuando se los quitas se genera una especie de síndrome de abstinencia en la que te sientes mal y se presenten ciertos estados depresivos o de ansiedad. Y, al igual que cualquier adicción, las recaídas pueden llevarte a tener atracones de estos productos que elevarían la glucosa a niveles muy peligrosos.

Para que esto no suceda hay que actuar de forma inteligente siguiendo estos sencillos consejos:

Reduce tu antojo de lo dulce. Poco a poco reduce el consumo de productos dulces en tu dieta para darle a tu cuerpo la oportunidad de quitarse ese antojo paulatinamente. 

Agrega grasa saludable y fibra a tus postres. Ambas disminuyen la absorción de azúcar en la sangre por lo que agregar alimentos como nueces, almendras y chía te ayudará a prevenir los picos elevados de glucosa. Claro, esto no significa que ya puedes comer todos los postres que quieras y no tendrás repercusiones pero si te ayudará a disfrutar de forma más segura algún pequeño antojo.

No comas estos productos como snack solos. Era común que de pronto te sentabas a ver una película mientras te comías una galletas ¿No es cierto? El problema de hacerlo de esta forma es que el azúcar en ellas entra directo y sin escalas en tu torrente sanguíneo. En lugar de eso cómelas mientras disfrutas de alguna comida saludable llena de nutrientes, de esta forma el proceso de absorción de azúcar será más lento. 

http://vivasindiabeteshoy.com/cocina-saludable-para-diabeticos


Disfruta cada bocado de tu postre. Muchas veces cuando estamos comiendo algo que nos gusta nos lo acabamos casi sin darnos cuenta y al rato estamos pidiendo más. Por qué no mejor saborear cada bocado de lo que comemos, de esta forma no solo disfrutaremos más de estos gustos sino que tu antojo quedará saciado más rápidamente y evitarás darte atracones.

Evita las bebidas azucaradas. Las gaseosas, los jugos de frutas, los néctares y tés embotellados contienen demasiada azúcar añadida y mucha de ella es procesada haciéndola aún más dañina para los diabéticos. Por tanto, si hay algo que si debes evitar son este tipo de bebidas.

En su lugar prueba hacer un agua con limón o lima, o prepara tus propios tés que puedes endulzar sutilmente con opciones más saludables (aquí puedes conocer algunas opciones de azúcar naturales para diabéticos).

Elabora tus propios postres. De esta forma podrás controlar mucho mejor la cantidad de azúcar que añades e ir disminuyéndola poco a poco para reducir tu necesidad de dulce. 

Lee las etiquetas de lo que compras. De hecho, lo mejor que puedes hacer es preparar tus alimentos con productos naturales y evitar lo más posible el uso de productos empaquetados. Pero si no puedes evitar usarlos si es muy importante que aprendas a leer las etiquetas ya que muchos de ellos contienen grandes cantidades azúcar escondida bajo otros nombres.

Así que si lees que entre sus ingredientes se encuentran: jarabe de maíz, dextrosa, maltosa, fructosa o cualquier otra “osa” es mejor dejarlo en el estante y buscar algo más saludable.

Dieta Para Diabéticos Clave 3: Escoge bien las grasas

Las mayoría de las grasas han sido severamente juzgada durante mucho tiempo llegando al grado de que ahora la mayoría de los productos que vemos en el supermercado contienen la leyenda “bajo en grasa”. Sin embargo, estos nutrientes desempeñan un papel muy importante en varios procesos del cuerpo, desde la correcta absorción de vitaminas y minerales hasta la producción y transporte de hormonas.

Por eso, es importante no crucificar a la grasas y darles el lugar que corresponden en nuestra dieta sabiendo cuales escoger y cuales son mejor evitar:

Grasas Insaturadas. Este tipo de ácidos grasos son las que mejor fama ya que son consideradas como las grasas saludable o buenas. Por tanto, si eres diabético es muy importante que las consumas regularmente ya que entre sus beneficios se encuentran: desinflamación de los tejidos; correcta nutrición del cerebro, protección de los vasos sanguíneos y el corazón; y control de la glucosa.
Puedes encontrarla de forma abundante en pescados grasos como el salmón y el atún y en semillas como las nueces, almendras y chía.


Grasas Saturadas: Durante los últimos 30 años este tipo de grasas han sido estigmatizadas como malas y que es mejor excluirlas de nuestra alimentación lo más posible. Pero ¿Esta etiqueta tiene razón de ser?

La realidad es que, a pesar de que hoy en día la mayor parte de los productos eliminan un gran porcentaje de estas grasas, los índices de obesidad y de diabetes no han disminuido, lo cual tiene dos posibles explicaciones:
  • Los productos bajos en grasa como la leche, el yogur, quesos, etc. son adicionados con algunos tipos de azúcar para mejorar el sabor que pierden al eliminarle las grasas.
  • Existe evidencia reciente que un consumo adecuado de grasas saturadas no tiene efectos nocivos sobre la salud y por el contrario, pueden ayudar a combatir la obesidad y mantener el equilibrio hormonal del cuerpo.
Así que piénsalo dos veces antes de sustituir los productos regulares por aquellos bajos en grasas y si tienes dudas consúltalo con tu médico de cabecera.

Grasas trans. Si existe un tipo de grasa que si es dañino y deberías evitar a toda costa son las grasas trans o hidrogenadas, ya que estas si resultan muy pesadas para su transporte en la sangre y el cuerpo difícilmente puede procesarlas o eliminarlas. Quedando como residuos que con el paso del tiempo aumentan de forma crítica el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Este tipo de grasas están presentes en productos tales como la margarina, los pastelillos de panadería, las papas fritas y las empaquetadas para botana, los nachos, etc. También los aceites vegetales que utilizas para cocinar se alteran al calentarse convirtiéndose en trans.


Para esto mejor utiliza aceites como el de coco, oliva u aguacate, cuyas grasas son más resistentes al calor y no sufren de mutaciones durante la cocción de los alimentos.

Dieta Para Diabéticos Clave 4: No te olvides de las proteínas

Quizá las proteínas es el nutriente al que menos atención se le presta en una dieta para diabéticos ya que consideran que no tienen una injerencia directa sobre la Diabetes como pueden ser los carbohidratos y las grasas que vimos anteriormente.

Pero, aunque puede no parecer tan directo, las proteínas si son indispensables para mantener una salud de hierro ya que sus aminoácidos son los que encargan de mantener los tejidos y las membranas celulares resistentes.

Por otro lado, incluir proteínas en cada una de tus comidas te ayudará a elevar la quema calórica del proceso digestivo previniendo que la glucosa se eleve abruptamente.

 Eso es todo por hoy, espero que estos sencillos consejos te ayuden a tener una dieta más saludable que te ayude a combatir eficazmente a la Diabetes.

Comunidad Google+ Únete