5 Suplementos efectivos para combatir la Diabetes

Como Controlar por Completo la Diabetes
El uso de suplementos es cada vez más común en nuestros días gracias al agitado ritmo de vida que llevamos, ya que se cree que al consumirlos garantizamos el adecuado suministro de nutrientes para un desempeño óptimo. La verdad es que, por lo general, esto podemos hacerlo simplemente con una dieta adecuada sin necesidad de una ayuda extra.

Aunque también existen casos en los que por la edad o condiciones de salud, nuestro cuerpo no es capaz de asimilar todos los nutrientes de forma adecuada. Es aquí donde la suplementación puede ser de gran ayuda y a continuación conocerás 5 opciones que pueden complementar el tratamiento para la Diabetes.

Suplementos para Diabéticos

5 Suplementos que te ayudarán a combatir la Diabetes



Cromo

El cromo es quizá el mineral que menos se toma entre los micronutrientes esenciales para el organismo, por tanto, mucha gente no presta atención a si tiene un consumo suficiente del mismo a pesar de que cumple funciones de suma importancia para el metabolismo, y se ha encontrado que su carencia guarda una estrecha relación con el desarrollo de Diabetes favoreciendo la intolerancia a la glucosa.

Varios estudios han descubierto que el cromo ayuda a potenciar la acción de la insulina favoreciendo la entrada de glucosa a las células. También participa en el metabolismo de los lípidos.

Con el paso de los años la cantidad de cromo en el cuerpo disminuye, por lo que es necesario un suministro constante a través de alimentos como los cítricos, las aceitunas, berros y hortalizas. 


Magnesio

Si hay un mineral que es importante para un óptimo desempeño de nuestro organismo es el magnesio, el cual forma parte de la estructura de los huesos junto con el calcio y cumple muchas otras funciones. Entre las que destacamos dos que son de particular interés para los pacientes con Diabetes.

En primer lugar es un relajante natural del sistema nervioso ayudando a combatir el estrés y regulando el movimiento de los músculos involuntarios, cómo el miocardio. Para un diabético resulta indispensable mantener bajos niveles de estrés mental y físico para mantener un mejor control de la glucosa y a su vez prevenir problemas cardiacos.

En segundo el magnesio ayuda a estimular la producción de insulina en el páncreas. Lo encuentras principalmente en las semillas (almendras, nueces, avellanas) y en las legumbres.

Zinc

El Zinc es un regulador de muchos procesos del organismo siendo un componente principal de cientos de enzimas y hormonas, siendo una de estas la insulina. Por tanto, la deficiencia de zinc principalmente puede provocar un sistema inmunitario débil, un menor control de la glucosa, infertilidad en los hombres, mayor pérdida de cabello y lesiones oculares entre muchos otros problemas de salud.

Las principales fuentes son las ostras, salmón, habas y nueces.

Vitamina B1 y B6


En general las vitaminas del Complejo B son muy importantes para la salud de los diabéticos, sin embargo la B1 y B6 merecen especial atención.

Por una parte, la vitamina B1 o tiamina, participa de forma importante en el metabolismo de carbohidratos y grasas. Además, protege a los tejidos de los estragos ocasionados por la Diabetes para prevenir problemas cardiovasculares, renales y de la vista.

Mientras que la vitamina B6 o piridoxina estimula la producción de insulina, incluso una deficiencia de esta se ha relacionado con mayor riesgo de diabetes gestacional. También juega un papel destacado en la adecuada absorción del magnesio y, al igual que este mineral, ayuda a controlar el estrés y la depresión.

Ahora bien, consumir grandes cantidades de vitaminas B1 y B6 no funciona de mucho ya que esta no se almacena y el cuerpo desecha fácilmente lo sobrante mediante la orina. Por esta razón es importante cubrir los requerimientos mínimos diarios de nuestro organismo. Estas vitaminas las encuentras principalmente en la avena, legumbres y vegetales de hoja verde. 


Ácido Alfa Lipoico

Es una coenzima con estructura muy similar a las vitaminas que es producido por el propio organismo y que se utiliza como suplemento para ayudar en el tratamiento de múltiples padecimientos, incluyendo el cáncer, SIDA y por supuesto, diabetes.

En el caso de los diabéticos el AAL ayuda a detener el daño en los nervios cuando se trata de neuropatía diabética, aliviando el dolor y molestias que ocasiona. También es un auxiliar en el tratamiento y prevención de problemas de la vista como podría ser una retinopatía o cataratas. Por último, es eficiente para potenciar la acción de la insulina para controlar la glucosa en la sangre. 

Bien, hasta aquí llegamos por hoy. Recuerda, todos lso elementos aquí mostrados puedes obtenerlos con base en una buena dieta. Así que, si consideras tomar alguno en forma de suplemento alimenticio, primero consúltalo con tu médico quien podrá indicarte cual es la dosis que vaya acorde a tu tratamiento.

Comunidad Google+ Únete