Las Afecciones de la Piel ocasionadas por la Diabetes

Como Controlar por Completo la Diabetes
Dado que las personas con diabetes mantienen un nivel demasiado alto de glucosa (azúcar) en la sangre por un largo período de tiempo se vuelven propensas a desarrollar complicaciones graves, incluyendo enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales, enfermedades renales, enfermedades de los ojos y trastornos en toda la piel que recubre al cuerpo. En este último punto nos enfocaremos a continuación
afecciones de la piel por diabetes

¿Cuáles son las Afecciones de la Piel más comunes en los Diabéticos?

Cuando el azúcar en la sangre es demasiado alta, el cuerpo pierde líquidos, provocando que la piel comience a resecarse. Esto sucede debido a que el cuerpo aumenta sus requerimientos de agua para eliminar el exceso de glucosa en la sangre mediante la orina. Lo que provoca que la piel aumente su sensibilidad y pierda resistencia, haciéndose vulnerable a una gran cantidad de afecciones.

Algunos de los problemas que se enumeran a continuación, como una infección bacteriana o los hongos, son condiciones que pueden afectar a cualquier persona. Sin embargo, las personas con diabetes son más propensas a desarrollar estas condiciones, lo que a la larga puede ocasionar complicaciones graves.

Por otro lado algunas de las afecciones mencionadas, como la dermopatía diabética, necrobiosis lipoidea, acantosis pigmentaria y xantomas eruptivos entre otras sólo se producen en las personas con diabetes mellitus. Veamos de qué se trata cada una.

Acantosis Pigmentaria: Es una condición que se percibe por el oscurecimiento y engrosamiento de la piel (hiperpigmentación). A menudo de color marrón claro como si fuera piel bronceada, su aparición sucede más en los costados del cuello, la axila y la ingle. En ocasiones, el área oscura puede aparecer en las manos, los codos y las rodillas.

Por lo general, el trastorno comienza con la aparición de una pequeña verruga y es común encontrarla en las personas que sufren de sobrepeso. Aunque no se puede curar, la pérdida de peso puede mejorar el aspecto de la piel. La acantosis generalmente precede a la diabetes mellitus y se considera como un signo inicial de ésta. Es una condición característica de aquellos que manifiestan una resistencia a la insulina.
afecciones de la piel por diabetes
Acantosis Pigmentaria
Dermopatía Diabética: La diabetes puede afectar a los pequeños vasos sanguíneos del cuerpo que irrigan la sangre a lo largo de la piel. Estos cambios pueden causar una condición de la piel llamada dermopatía diabética. Entre las manifestaciones de esta enfermedad se incluyen las apariciones de manchas escamosas o de color marrón rojizo, situadas por lo general en la parte delantera de las piernas.

Estos puntos no son dolorosos o con comezón y ardor, en general, no se necesita tratamiento, incluso pueden desaparecer espontáneamente dejando cicatrices poco visibles. A pesar de esto, es importante proteger las lesiones debido a la fragilidad que presenta la piel y que pueden representar un gran riesgo.

Te puede interesar. La neuropatía diabética: Síntomas, causas y tratamiento

Necrobiosis Lipoidea: Es causada por el cambio en los vasos sanguíneos, presentándose en forma de parches y placas bien delimitadas, de color marrón, mientras que la parte central mantienen un tinte amarillento y a menudo con un borde de color púrpura. A veces, la condición implica molestias como picazón y dolor.

Afecta principalmente a las extremidades inferiores aunque en rara ocasión puede aparecer en las manos, antebrazos, cara o cuero cabelludo. Es más común en mujeres que hombres. Después de un trauma menor, un tercio de las lesiones puede ulcerarse. Estas lesiones tienen una evolución crónica, que persiste independientemente de los niveles de glucosa en el plasma.

Por lo tanto, el objetivo principal de su tratamiento es detener la evolución de las lesiones. A menudo, con el uso de corticosteroides locales o intralesionales potentes en el borde activo de la lesión. A veces se utiliza pentoxifilina, aspirina, dipiridamol , medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) o altas dosis de nicotinamida.

Te puede interesar. Pie Diabético: Cuidados y Tratamiento

enfermedades de la piel por diabetes
Necrobiosis Lipoidea

Esclerodermia Diabética y Esclerosis Digital: La esclerodermia es una enfermedad poco frecuente y por lo general se produce entre los pacientes con diabetes tipo 2. Se manifiesta por engrosamiento de la piel en la parte posterior del cuello y la espalda.

Por su parte, la esclerosis digital es de características similares y se produce en los dedos de manos y pies. Por lo tanto, la esclerosis digital es una condición en la que la piel de los dedos y de los pies se espesa, se convierte en cerosa y muy estirada. Puede provocar cierta rigidez en las articulaciones.

El tratamiento en ambos casos consiste en mantener el control de azúcar en la sangre y la aplicación local de cremas y lociones hidratantes para mejorar la textura de la piel.

Granuloma anular: Es una condición que se manifiesta de repente como un anillo o un arco formado por pequeñas erupciones de color marrón rojizo (pequeños bultos) en ciertas áreas de la piel. Estas erupciones aparecen en los dedos y las orejas, pero también pueden ocurrir en el abdomen o pecho.

Normalmente el tratamiento no es necesario, pero en algunos casos se requiere la aplicación de ciertos fármacos esteroides como la hidrocortisona.

Xantomas eruptivos: Pueden ocurrir en algunos individuos cuando los niveles de glucosa en la sangre no están bien controlados y cuando los triglicéridos alcanzan niveles extremadamente altos. Esta condición implica la aparición de erupciones con un color amarillo prominente que se encuentran rodeadas de halos rojos con picazón. Normalmente aparecen en los brazos, las piernas, los glúteos y la parte posterior de las manos.

El tratamiento para los xantomas eruptivos consiste principalmente en mantener el control de los valores de glucosa en la sangre. Se pueden necesitar medicamentos para bajar el nivel de los triglicéridos también.

Vitiligo: Esta condición es común entre los pacientes con diabetes tipo 1 y consiste en la pigmentación de la piel en algunas partes debido a la destrucción de los melanocitos (células pigmentarias de la piel que proporcionan el color y protección a los rayos solares), lo que resulta en manchas descoloridas. Por lo general, el vitiligo se produce en el pecho o en el abdomen, pero puede ocurrir en la cara, alrededor de la boca, la nariz y los ojos. Las opciones terapéuticas actuales para el vitiligo incluyen esteroides y micropigmentación (tatuajes). Si sufres de esta condición debes usar protector solar con FPS 15 o superior para evitar quemaduras en las áreas decoloradas de la piel.

Vitiligio
Prurito: Es la sensación de picor extremo en la piel, la cuál puede ser ocasionada por la misma resequedad y mala circulación de la sangre a causa de la diabetes o por infecciones bacterianas y fúngicas.

Infecciones Bacterianas y por Hongos en la Piel del Diabético

Infecciones bacterianas de la piel: Las que más afectan a los diabéticos son las ocasionadas por estafilococos. Estas bacterias pueden causar daño en los folículos del pelo, las uñas, los ojos, etc. El tratamiento consiste en la administración de antibióticos (pastillas, cremas).

Infecciones por Hongos: Un hongo llamado Candida Albicans es responsable de la aparición de muchas infecciones por hongos que afectan a las personas con diabetes. Este hongo se acompaña de picazón y erupciones a menudo de color rojo rodeadas de pequeñas vesículas. Las mujeres son propensas a infecciones vaginales. Otras áreas donde se puede padecer candidiasis son: comisura de los labios, dedos de los pies y hasta las uñas (onicomicosis).

Otras infecciones micóticas comunes son la tiña, la sarna y el pie de atleta. El pie de atleta suele aparecer entre los dedos y plantas de los pies. Mientras que la tiña y la sarna son frecuentes en las zonas con pliegues y húmedas de la piel, teniendo mayor índice de ocurrencia en las piernas, abdomen, cuero cabelludo y pecho.

Cuando una infección por hongos inicia en las fosas nasales (mucormicosis), puede tener resultados potencialmente fatales, ya que el hogo puede propagarse hacia los ojos o el cerebro.

Las infecciones por hongos son tratadas con antimicóticos y un buen control en el azúcar en la sangre para procurar los resultados óptimos del tratamiento.

Estas son algunas de las afecciones a las que son más propensos los pacientes con diabetes. Por lo tanto, es vital mantener un buen control del nivel de glucosa en sangre mediante una dieta adecuada y una actividad física regular.

También el uso de cremas y lociones hidratantes pueden ayudarte a mejorar las condiciones de tu piel, así como prevenir la aparición de complicaciones aún más severas.

Comunidad Google+ Únete