Alimentos para mejorar la salud de los Diabéticos

Sin duda, además de una actividad física constante, la alimentación juega un papel importante en el tratamiento para personas diabéticas, por lo que además de una dieta balanceada es importante conocer aquellos alimentos que pueden ayudar a controlar los niveles de glucosa en la sangre, así como a estabilizar la salud de los pacientes.

Alimentos ideales para mejorar la salud de los Diabéticos



La Diabetes es una enfermedad que aumenta los niveles de glucosa en la sangre, lo cual va ocasionando diversos daños dentro de los diversos tejidos y órganos del cuerpo, por lo que se vuelve fundamental controlar la cantidad de azúcar en la sangre así como aumentar la resistencia y reparar el deterioro que esta cause en el organismo.

Vitaminas del Complejo B

Estos alimentos son muy importantes para cualquier tipo de persona, pero para los pacientes con Diabetes llega a ser fundamental su consumo. Entre las diversas funciones de este grupo de vitaminas se encuentran:

  • Regulación y Absorción de Glucosa. Esto ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, además de proporcionar la energía necesaria para el correcto desempeño de las funciones del organismo. 
  • Protección de los Tejidos y Órganos del Cuerpo. Esto incluye la piel, arterias, riñones y corazón. Como sabemos, la Diabetes va ocasionando deterioro en todo el organismo, por lo que esto colabora a prevenir y reducir este daño, trayendo grandes beneficios a la salud en general.
  • Protección del Sistema Nervioso. Colabora en el desarrollo de neurotransimosores, correcta oxigenación del cerebro, así como en el mantenimiento de las vainas de mielina (conectores de las neuronas), esto actúa a favor de evitar diversas Neuropatías, las cuales son comunes en los pacientes Diabéticos.
  • Reducción de Grasas Malas. Transforma las grasas en energía reduciendo su cantidad en el torrente sanguíneo, disminuyendo la densidad de la sangre. Esto actúa en favor de la prevención de infartos y mayor vitalidad.
Aunado a lo anterior, el Complejo B actúa en diversos procesos celulares y del ADN, por lo que son vitaminas esenciales para un adecuado desempeño del cuerpo en su conjunto. Se puede encontrar en forma natural en una gran variedad de alimentos: Pollo, Pescado e Hígado; en Legumbres como los guisantes y lentejas; en las frutas se puede encontrar en el Plátano, Manzana, Kiwi, Mango, ciruelas y aguacate; en verduras como las alcachofas, coliflor, espárragos y champiñones; y en cereales, semillas y avena.

Vitaminas A y C.

Estas vitaminas funcionan en gran medida como elementos de protección contra el exceso de glucosa en la sangre. La vitamina A (retinol) es favorable para mejorar la visión y se complementa con vitaminas del complejo B para el cuidado de la piel. La puedes encontrar en: vegetales como la zanahoria, calabaza, brócoli y tomate, en frutas como el mango y la papaya; en productos animales como el huevo y la leche.

Mientras tanto la Vitamina C (ácido ascórbico) actúa para mejorar la cicatrización y resistencia de los tejidos, así como para reforzar las paredes de las arterias. Se encuentra en frutas como: naranja (y demás cítricos), plátano, durazno y  kiwi; en los vegetales se encuentra principalmente en el hinojo, alfalfa y perejil.

Fibra Soluble e Insoluble

La fibra soluble es de gran ayuda para controlar los niveles de glucosa retardando el tránsito de los alimentos por el intestino, previniendo los aumentos súbitos de esta en la sangre, a su vez, favorece la sensibilidad de las células a la insulina. También aumentan la sensación de saciedad ya que absorben agua, ocupando así más espacio dentro del sistema digestivo, provocando que las personas cesen en su intento de consumir más cantidad de alimentos.

Esta clase de fibra se encuentra en frutas como la manzana y ciruela; en cereales como la avena y el trigo son los que aportan mayor cantidad; también está presente en las legumbres y frutos secos.

Por su parte, la fibra insoluble, retrasa la llega de la glucosa a la sangre y junto con la fibra soluble colabora para el desecho de toxinas y reducción del colesterol en la sangre, protegiendo así a los pacientes diabéticos contra las afecciones cardíacas.

En general, estos son alimentos que ayudan en gran medida a prevenir la presencia de Diabetes Tipo 2, así como a controlar los niveles de glucosa en la sangre para aquellas personas que ya estén padeciéndola. Mientras protegen de los daños causados en el organismo por esta temible enfermedad.

Sin duda, el tratamiento de la Diabetes es una cuestión de compromiso y constancia por parte del paciente, pero también es cuestión de saber exactamente que acciones debes realizar para traer de vuelta la tranquilidad y salud a tu vida.

En la guía "Revierta su Diabetes" encontrarás un método que te dirá paso a paso lo que debes realizar para lograr vencer esta condición de una forma segura y eficaz, con lo que sin duda, te resultará más sencillo volver a estar fuerte y saludable.

Comunidad Google+ Únete